Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President

Agentes de policía y tránsito asisten a la entrada y salida de clases

 

Zamora, Mich., 28 de febrero de 2017.- Crear una cultura en materia de vialidad y proteger la integridad física de alumnos, maestros y padres de familia, es parte de los

beneficios que proporciona el programa “Policía Escolar”, que implementa la Dirección de Seguridad Pública en más de 20 centros educativos de los distintos niveles.

 

Lo anterior, fue dado a conocer por Romualdo Albíter Rebollar, titular de la corporación, quien además detalló que el esquema que atiende a primarias, secundarias y preparatorias de la zona centro, así como de colonias de la periferia, a la hora de entrada y salida de clases.

 

Detalló que personal de seguridad pública y de tránsito y vialidad, colaboran en las instituciones educativas, y de manera coordinada protegen a los infantes al momento de llegar y retirarse de sus escuelas, además de orientar a los papás para agilizar la circulación vehicular cuando dejan y recogen a sus hijos.

 

Indicó que con estas medidas, se pretende prevenir contingencias vehiculares en las inmediaciones de los planteles educativos, para que haya mayor fluidez de automotores y se otorgue protección a los peatones durante el cruce de una acera a otra.

 

Albíter Rebollar resaltó que también se evita el contacto de los escolapios con personas extrañas, para inhibir la venta o distribución de cualquier sustancia tóxica para la salud, alejando a los alumnos del mundo de las adicciones y procurando su bienestar.

 

Reconoció que la creación es de una nueva cultura vial es tarea de todos, por lo que de manear paulatina, los padres de familia han adoptado las medidas de seguridad y prevención, en la que se cuida a los peatones al momento de cruzar la calle, no estacionarse en lugares prohibidos o en doble fila, así como respetar el carril para el descenso y ascenso de los escolapios.